Las modalidades

El Método Feldenkrais, a través de dos modalidades diferentes, ofrece la oportunidad de reconocer los hábitos y mecanismos de movimiento, y encontrar los ajustes necesarios para mejorar la movilidad, eliminar el dolor crónico o las molestias derivadas de un estilo de vida sedentario.

A partir de proponer distintas variantes de movimiento, mejora el rango, la calidad y la posibilidad de acción.

También amplía la autoconciencia, logrando bienestar.

Conocé sus características

ATM ® Autoconciencia a través del movimiento

El profesor guía verbalmente a los alumnos a través de una secuencia de movimientos funcionales simples, dándole la posibilidad a cada persona de explorar e investigar a su propio ritmo sus movimientos y patrones.

IF ® Integración Funcional

En esta modalidad se trabaja en forma individual. Mediante ligeras y precisas manipulaciones el profesor guía al alumno a explorar sus patrones habituales de movimiento. Sin dolor y sin forzar se establece un diálogo no verbal en donde el alumno puede explorar nuevas pautas de acción. Las lecciones se adaptan específicamente a cada persona.

Estas clases están temporalmente suspendidas.

Intervención
temprana

El Método Feldenkrais en bebes y niños